Receta: magdalenas de matcha y espinacas

Me encanta el té matcha tanto por sus beneficios como por su sabor. Y es una bebida ideal para entrar en calor estos días de frío. Sin embargo, cuando quieres disfrutar de más beneficios para tu salud que los que aporta el té matcha, puedes recurrir a este producto de NaturGreen que contiene cuatro tipos de hojas verdes con reconocidos beneficios para tu organismo: té matcha, hierba de trigo, hierba de cebada y moringa.

Y para aprovechar este Matcha Blend en otra forma que no sea un matcha latte, he querido crear una receta ideal tanto para tomar de postre como para desayunar esos días que tengas más prisa. Son unas magdalenas sin azúcares refinados y sin gluten, y por supuesto con este color tan característico que le da el Matcha Blend y las espinacas.

Ingredientes para elaborar magdalenas de matcha y espinacas

  • 2 plátanos
  • 2 cucharadas de Experience Matcha Blend
  • 1 taza de hojas de espinacas
  • 1 plátano macho
  • 4 huevos
  • ½ taza de harina de coco NaturGreen Alimentación Ecológica
  • 1 taza de bebida vegetal Ecomil
  • 50 gramos de aceite de coco o de oliva virgen extra NaturGreen Alimentación Ecológica
  • 1/3  de harina de arroz o avena
  • ¼ de taza de azúcar de coco NaturGreen Alimentación Ecológica
  • 2 cucharadas de canela
  • Ralladura de un limón
  • Una pizca de sal
  • 1 taza de hojas de espinacas

Receta para cocinar magdalenas de matcha y espinacas:

  1. En un bol mezcla los ingredientes secos y remueve.
  2. En una batidora coloca los 2 plátanos, el plátano macho, los huevos, la leche vegetal, el aceite y la ralladura de limón.
  3. Una vez tengas una masa homogénea, vierte en el bol donde están los ingredientes secos y remueve bien hasta que tengas una mezcla uniforme.
  4. Precalienta el horno a 200º durante 10 minutos.
  5. Vierte la masa en los moldes para magdalenas de manera equitativa.
  6. Hornea durante 30 – 45 minutos en la bandeja central. Vigila a partir de la media hora. Si pinchas las magdalenas con un palillo y sale limpio, estarán listas.
  7. Deja enfriar las magdalenas en una rejilla y luego decora como más te guste. En este caso, hice un frosting de aguacate, plátano y matcha blend y quedó genial la combinación.

Las magdalenas pueden conservarse en el frigorífico en la nevera entre cuatro y cinco días, aunque el frosting debido al aguacate durará menos porque se oxida en poco tiempo. Puedes congelarlo en porciones para poder usarlo cuando quieras. Si haces estas magdalenas para una ocasión especial no te preocupes por esto, porque seguro que caen todas las magdalenas antes de pensar en guardarlas.

Receta de nuestra colaboradora Julia Goncalvo