Receta de crema de lentejas al toque de shiitake

Una de las legumbres que más consumo en el día a día son las lentejas rojas, son muy versátiles y rápidas de hacer, pero el motivo principal por el que me gustan tanto es por su gran variedad de nutrientes como el fósforo, manganeso y ácido fólico. Nos aportan minerales tan importantes como el hierro y zinc, además de ser una gran fuente de proteínas vegetales y carbohidratos.

Las lentejas rojas son un gran aliado para las personas con digestiones pesadas que quieren incorporar legumbres en su dieta (yo no consumo otro tipo por esto mismo), ya que al no tener la película que recubre otras legumbres como la clásica lenteja pardina, su asimilación es mucho mas fácil para nuestro aparato digestivo, evitando la sensación de hinchazón y pesadez del estomago.

Hoy quiero compartir con vosotr@s una receta riquísima y muy reconfortante para esta época del año que entre sus ingredientes también lleva polvo de shiitake. Además de darle un sabor especial, los beneficios antioxidantes de este hongo son increíbles. Protegen el sistema inmunológico gracias a su gran aporte de vitaminas y minerales por lo que la combinación de estos dos ingredientes es perfecta para nutrir nuestro cuerpo este otoño a la vez que degustamos una combinación de sabores deliciosa.

¡Seguro que no podréis dejar de hacer esta receta una vez a probéis¡

Ingredientes para preparar crema de lentejas de shiitake

  1. 200 gr de lentejas rojas ecológicas NaturGreen Alimentación Ecológica
  2. 15 gr de shiitake en polvo de NaturGreen Alimentación Ecológica
  3. ½ cebolla morada
  4. 4 tomates secos
  5. 1 limón exprimido
  6. 2 cucharadas de aceite Picual  NaturGreen Alimentación Ecológica
  7. sal y pimienta

Receta para cocinar crema de lentejas con shiitake

En un vaso con agua ponemos a hidratar el tomate seco.

Lavamos muy bien las lentejas y las ponemos en una olla con dos o tres  dedos de agua aproximadamente durante 25 minutos a fuego suave desde que el agua está en ebullición.

Cortamos la cebolla en trocitos pequeños, la salteamos con un poco de aceite hasta que esté transparente y reservamos.

Una vez tenemos listas las lentejas, añadimos el resto de ingredientes. El polvo de shiitake, los tomates ya hidratados, limón, aceite, sal, pimienta y la cebolla salteada.

Podemos hacerlo en la misma olla o en un procesador de alimentos, triturando todo muy bien hasta que quede una crema uniforme. Según la consistencia que queramos darle a la crema podemos añadirme mas agua en este y punto.

Puedes duplicar las cantidades y congelar tuppers para esos días que vas con prisa y necesitas algo calentito. También puedes combinarlo con un poco de arroz integral, mijo, quinoa ¡o el cereal sin gluten que más te guste!

Receta por Sara Medrano, @healthysoul_recipes