Receta de berenjenas rellenas con verduras y trigo sarraceno

Con la bajada de las temperaturas a mi me apetece mucho encender el horno y preparar platos reconstituyentes y con estas berenjenas rellanas lo he conseguido. Ésta vez las he rellenado de verduras y trigo sarraceno, la textura del trigo sarraceno al ser tan suave han quedado muy melosas.

He utilizado bechamel de shiitake porque su sabor es sorprendente. Para darle un toque crujiente las he gratinado con levadura nutricional por encima. Os animo a preparar esta receta y podáis disfrutarla tanto como yo.

Ingredientes para preparar berenjenas rellenas con verduras y trigo sarraceno.

  • 2 berenjenas
  • 1 calabacín
  • ½ cebolla
  • 1 taza de trigo sarraceno de NaturGreen Alimentación Ecológica
  • 1 brick de bechamel de shiitake de Ecomil
  • Levadura nutricional
  • Sal
  • Pimienta
  • AOVE

Pasos para cocinar berenjenas rellenas con verduras y trigo sarraceno

  1. Pre calentamos el horno a 180º
  2. Lavamos las berenjenas y cortamos por la mitad
  3. Les hacemos unos cortes verticales por la zona de la pulpa
  4. En una bandeja apta para horno añadimos las mitades de las berenjenas con sal y aceite
  5. Horneamos durante 30min a 170º
  6. Una vez hechas las berenjenas, les retiramos la pulpa con una cuchara y mucho cuidado para que no se rompa la piel de la berenjena, reservamos la piel de la berenjena sin romperla.
  7. En una sartén salteamos en AOVE la cebolla, una vez pochada le añadimos el calabacín a dados pequeños, le añadimos sal y pimienta al gusto.
  8. Una vez salteados la cebolla y el calabacín, le añadimos la pulpa de la berenjena y mezclamos muy bien. Reservamos.
  9. En una olla hervimos el trigo sarraceno, el tiempo de cocción lo veréis en el envase.
  10. Mezclamos el sofrito junto con el trigo sarraceno hervido.
  11. Rellenamos las berenjenas con la mezcla y las colocamos en una bandeja de horno.
  12. Añadimos la bechamel de shiitake dpor encima de las berenjenas y levadura nutricional al gusto.
  13. Horneamos hasta que esté dorado. Y listo.

Es una receta elaborada pero a la vez muy sencilla y esto hace que la haga aún más sorprendente al paladar. Yo lo he acompañado con un tomate aliñado pero la podéis acompañar con lo que más os guste, una ensalada sería otra muy buena opción. Espero que os haya gustado y que disfrutéis cocinando.

Receta y fotos por Elena Román