Pasta al pesto de rúcula con crema de anacardos y aceite de oliva

El pesto es una salsa típica Italiana que originariamente se hace con albahaca, piñones, aceite de oliva extra virgen y queso parmesano. Esta vez os traemos una variante que está ¡para chuparse los dedos! en vez de albahaca elegimos rúcula, por su sabor fuerte y espectacular, anacardos , queso parmesano, champiñones y aceite de oliva extra virgen de NaturGreen. Es bueno aclarar que puede ser una salsa saludable rica en grasas buenas! Estas son necesarias en nuestro organismo para realizar distintas funciones como facilitar la absorción de vitaminas liposolubles como la A, K, E y D, ayudar a prevenir enfermedades cardiovasculares, incluso ayudan a bajar de peso si elegimos las de mejor calidad y las consumimos con moderación (nada en exceso es bueno).

En este caso tenemos la fuente del aceite de oliva extra virgen que es rico en ácido oleico, lo que ayuda a disminuir el colesterol LDL “malo” y aumenta el colesterol HDL “bueno” , mejora la circulación sanguínea y disminuye la presión arterial, combate el estreñimiento por su leve efecto laxante, es un potente antioxidante, debido a su contenido en vitamina E.

Otro de nuestros ingredientes, los anacardos, forman parte de los frutos secos, ricos en fibra y también grasas saludables, tienen un alto poder saciante por lo que son interesantes no solo a nivel nutricional sino para la pérdida de peso!

Ahora vamos con la receta: ingredientes para 2 personas

  • Pasta corta o larga de tu preferencia
  • 1 puñado de rúcula
  • 1 cucharada de aceite de oliva extra virgen NaturGreen
  • 2 cucharadas de crema de anacardos
  • 1 cucharada de queso parmesano
  • Sal rosa de NaturGreen
  • Pimienta
  • Champiñones
  • Ajo

Receta para cocinar pasta al pesto de rúcula con crema de anacardos y aceite de oliva

 Lo primero, hervir abundante agua en una olla, con un poco de sal, apenas el agua este hirviendo añadimos la pasta y dejamos cocer hasta que esté al dente, dependiendo del tipo de pasta irá desde 7 minutos hasta 10.

Mientras se cuece la pasta, salteamos los champiñones con un poco de aceite, ajo y una pizca de sal, preparamos el pesto con ayuda de un triturador de vaso, colocamos todos los ingredientes a la vez y mezclamos bien hasta obtener una mezcla homogénea y muy cremosa. Servimos con la pasta caliente y a disfrutar!

Receta de Alessandra Eminente