Receta: Dahl de lentejas rojas

El dahl es un plato típico de la cocina hindú cuyo ingrediente principal son las lentejas y que suele llevar una gran variedad de especias y leche de coco. Tiene una textura cremosa y un toque picante, además de ser una receta muy fácil de preparar es libre de gluten e ingredientes de origen animal. Para hacer este dahl siempre utilizo las lentejas rojas de cultivo ecológico de Naturgreen, una gran fuente de proteína y fibra que no puede faltar en ninguna cocina. Para que me queda más ligero y bajo en grasas en lugar de utilizar leche de coco en lata añado leche de coco Ecomil sin azúcares añadidos. Podéis jugar con las proporciones y tipo de especias, aumentar el toque picante si sois más atrevidos y también servir un puñadito de arroz hervido como acompañamiento. Esta receta es para unas 4 personas aproximadamente.

Ingredientes para hacer un dahl de lentejas rojas

  • 1 ½ tazas de leche de coco sin azúcares bio Ecomil.
  • 1 taza de lentejas rojas bio NaturGreen Alimentación Ecológica.
  • 1 lata de 400g de tomate natural triturado.
  • 2 cucharadas de yogur cremoso de coco sin azúcar.
  • 2 o 3 tomates secos en aceite.
  • 1 diente de ajo.
  • 1 cucharadita de curry.
  • 1 cucharadita de pimentón dulce.
  • ½ cucharadita de comino.
  • ¼ a ½ cucharadita de chili en polvo.
  • Un chorrito de salsa tamari bio NaturGreen Alimentación Ecológica.
  • Aceite de oliva picual bio NaturGreen Alimentación Ecológica.
  • Sal y pimienta al gusto.

– Para servir:

  • Un poco de yogur de coco cremoso sin azúcar.
  • Pan de pita, naan o crackers.

Pasos para cocinar un dahl de lentejas rojas

  1. Lavamos ligeramente las lentejas y las dejamos escurrir. También dejamos escurrir los tomates secos para eliminar el exceso de aceite y los troceamos.
  2. Picamos el ajo y lo doramos en una sartén pequeña con un poquito de aceite de oliva picual NaturGreen Alimentación Ecológica. Reservamos.
  3. Colocamos las lentejas en una olla con la leche de coco, el tomate triturado, los tomates secos troceados, el diente de ajo, las especias (curry, pimentón, comino y chili), la salsa tamari y salpimentamos al gusto. Cocinamos a fuego medio-alto removiendo con frecuencia para que las lentejas no se peguen, cuando estén casi listas añadimos un par de cucharadas de yogur de coco y corregimos de sal si es necesario.
  4. Cuando las lentejas estén tiernas y la mezcla se vea cremosa ya tendremos listo nuestro dahl.
  5. Servimos caliente con un extra de yogur de coco y nuestro pan crujiente favorito; puede ser tanto pan de pita como naan o crackers.

Receta y fotografías de Gemma González, Cinnamon Girl.