Los usos que no conocías del aceite de coco

El aceite de coco, obtenido de la presión de la pulpa de este fruto, es un gran aliado en nuestra alimentación.

Es rico en ácidos grasos de cadena media, los cuales son utilizados rápidamente como energía, por lo que resulta ideal empezar el día con una cucharada de aceite de coco en el café, por ejemplo.

Es conocido el uso en cocina del aceite de coco, además es unos de los mejores aceites para cocinar ya que es muy estable al calor y no se oxida al cocinar a altas temperaturas, pero ¿sabías que además el aceite de coco tiene otros usos interesantes?

Es bueno para la piel, ya que la hidrata de forma natural. Puedes usarlo después de la ducha a modo de crema hidratante, para retrasar la aparición de los signos de la edad y como desmaquillante.

Es bueno para el pelo, aplicado a modo de mascarilla reduce el daño producido por la exposición solar y por los productos y tratamientos más agresivos (tintes, etc). El aceite de coco puede ayudar a mantener la hidratación natural de nuestro pelo, solo necesitas aplicar el aceite de coco en estado líquido de la mitad del cabello hacia las puntas, esperar 30 minutos y lavarlo con normalidad.


Es bueno para las pestañas, gracias a su composición, el aceite de coco contribuye a nutrirlas, una opción es aplicarlo con un pincel en la zona de
 crecimiento de las pestañas. Aplícalo regularmente antes de irte a dormir para que el aceite de coco actúe durante la noche.

Es bueno para los dientes, usado como enjuague bucal, previene la caries y reduce las bacterias que causan el mal aliento. Para aprovechar los beneficios del aceite de coco en nuestra salud dental necesitamos enjuagarnos la boca, entre 10-15 minutos, con una cucharada de aceite de coco, pasándolo de un lado a otro. Esto se conoce como «oil pulling», una técnica milenaria que proviene de la medicina ayurveda.

Para estos cuidados de belleza y aseo personal se puede usar el mismo aceite de coco que se utiliza para cocinar, incluso se puede reforzar el efecto cosmético usando el Aceite de Coco y Argán de Naturgreen, ya que el aceite de argán hidrata, regenera y calma la piel, es rico en ácidos grasos y contiene una gran cantidad de Vitamina E, un potente antioxidante que previene el envejecimiento prematuro. Además, debido a su composición y a su efecto regenerador es interesante para mejorar el aspecto de las cicatrices y las pieles estropeadas con el paso del tiempo.

El Aceite de Coco y Argán de Naturgreen, es un producto Premium que combina las cualidades de estos dos aceites usados tradicionalmente desde la antigüedad por sus propiedades nutricionales y cosméticas en dos culturas milenarias: la asiática y la árabe. Las propiedades cosméticas de la unión de ambos aceites ofrecen una sinergia única para tu piel y cabello.

En NaturGreen seleccionamos nuestras materias primas en origen, en la imagen aparece Jorge Cegarra, nuestro Director de Operaciones, en su viaje en octubre de 2019 para visitar las plantaciones de palma coco crucífera en Sri Lanka.

 

Las abejas, nuestras grandes aliadas

Las abejas, encargadas de la polinización de las flores, son mucho más importantes de lo que pensamos. Diversos estudios han dado a conocer la importancia que tienen estos insectos en nuestra alimentación y el medio ambiente, pero desafortunadamente los científicos ya han dado a conocer que las poblaciones están disminuyendo a pasos agigantados. Además, aunque la mayor parte de las personas reconocen el papel de la abeja doméstica (la productora de miel), existen un gran número de especies de abejas silvestres, generalmente solitarias que resultan muy relevantes para la polinización y el funcionamiento de los ecosistemas y de las actividades agrícolas.

La producción de alimentos a nivel mundial y la biodiversidad de los ecosistemas dependen en gran medida de la polinización, y las abejas son unos de los grandes responsables de que esto ocurra. Sin embargo, estos pequeños insectos se están viendo gravemente amenazados, en gran medida, debido a las prácticas agrícolas intensivas, el monocultivo, el uso excesivo de plaguicidas y herbicidas y a unas temperaturas más altas asociadas al cambio climático.

Según el Director General de la FAO “La ausencia de abejas y otros polinizadores eliminaría el café, las manzanas, las almendras, los tomates y el cacao, por nombrar solo algunos de los cultivos que dependen de la polinización”.

Aproximadamente dos tercios de las plantas de cultivo que alimentan al mundo dependen de la polinización de los insectos o de otros animales, por eso la polinización es necesaria para que tengamos una gran variedad de alimentos, así lo puntualizan desde la FAO, « un mundo sin polinizadores sería un mundo sin diversidad de alimentos, y a largo plazo, sin seguridad alimentaria ».

En NaturGreen creemos en las acciones de mejora concretas, tangibles y locales, el cuidado de lo global empieza por lo cercano, y sabiendo que los polinizadores son clave para el mantenimiento de la biodiversidad, la agricultura y la reproducción de especies vegetalesNaturGreen colaborará hasta julio de 2021 en la iniciativa “Corredores agrícolas para la adaptación al cambio climático de poblaciones de polinizadores” promovida por ANSE (Asociación de Naturalistas del Sureste), que cuenta con el apoyo de la Fundación Biodiversidad del Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, con el propósito de facilitar la adaptación de las poblaciones de insectos polinizadores al cambio climático a través de la creación de corredores en zonas agrícolas y zonas verdes. El proyecto pretende contribuir a la conservación de los polinizadores que se enfrentan a una grave crisis, como se ha comentado, a consecuencia del uso de pesticidas, los cambios de uso del suelo, la introducción de enfermedades y el cambio climático.

El proyecto consta de 4 acciones, la primera acción se centrará en la creación los corredores en espacios agrícolas, con la instalación de refugios para los insectos polinizadores. La segunda acción consistirá en la adecuación de jardines públicos y huertos urbanos donde también se instalarán refugios. La tercera acción se concentrará en la custodia de los territorios, así como en acuerdos con apicultores y ayuntamientos. La cuarta acción se centrará en implicar a la sociedad con acciones de voluntariado y educación ambiental en centros educativos. El proyecto cuenta con la supervisión científica del Instituto Murciano de Investigación y Desarrollo Agroalimentario (IMIDA).

Si quieres saber más información puedes entrar en www.naturgreen.es/polinizadoras