Smoothie de mango y baobab – NaturGreen Alimentación Ecológica

¿Te apetece un desayuno fresquito? ¿Qué tal un smoothie de mango y baobab para recargar tus reservas de vitamina C?

Este smoothie lleva además una ración de verduras escondidas: coliflor congelada o calabacín congelado, tú decides. El sabor no se nota y estarás añadiendo volumen y consistencia a tu smoothie sin disparar el contenido en azúcares.

Cocina la verdura primero al vapor y cuando esté fría, métela en el congelador. Después añádela a la batidora en el momento de preparar tu smoothie.

El brócoli congelado también queda genial, pero en este caso es mejor usar una verdura de color blanco para no alterar el amarillo intenso del mango. Es por esto que quizá prefieras pelar el calabacín antes de cocinarlo.

Este smoothie lleva además una cucharada de baobab y otra de semillas de cáñamo.

El fruto del baobab es rico en antioxidantes, minerales y vitaminas, especialmente la preciada vitamina C, ideal para cuidar de nuestra piel durante el verano. Tiene un sabor dulce y ácido a la vez que combina de maravilla con cualquier fruta.

Las semillas de cáñamo son ricas en grasas saludables omega 6 y omega 3, que aportarán cremosidad al smoothie. Tienen también un 25% de proteínas, que combinadas con su grasa harán de este un desayuno saciante.

Ingredientes

  • 150 g de mango fresco o congelado
  • 75 g de coliflor o calabacín congelado (previamente cocinado al vapor)
  • 1 cucharada de baobab NaturGreen
  • 1 cucharada de semillas de cáñamo NaturGreen
  • 150 ml de leche vegetal o agua

Puedes añadir por encima los toppings que prefieras (incluso nada), yo en este caso he puesto:

  • Arándanos
  • Semillas de cáñamo NaturGreen
  • Granos de cacao NaturGreen

Instrucciones

Añade todos los ingredientes en una batidora de jarra y tritura hasta lograr una mezcla homogénea. Puedes adaptar la cantidad de leche vegetal o agua a la consistencia que prefieras.

Sirve en un bol y decora con los toppings que más te gusten.

Blogger invitada: Laura García

 

Darle una segunda vida al chicle convirtiéndolo en zapatos

Los chicles tardan una media de 5 años en degradarse, el proceso es largo y necesita la acción del oxígeno para su primera fase de petrificación, para después agrietarse e ir desvaneciéndose poco a poco.  Estas golosinas están compuestas en un 80% de plástico, y una mezcla de gomas de resinas naturales, azúcares, aromatizantes y colorante. Cuando se tiran estos residuos en la naturaleza, se amenaza la supervivencia de miles de especies animales y pone en peligro la cadena alimentaria que también nos afecta a los humanos.  

Tirarlas al suelo a parte de una irresponsabilidad, es una de las formas de contaminación más comunes de nuestro planeta, y solucionarlo se ha convertido en un objetivo primordial.  

En Reino Unido cuesta aproximadamente 150 millones de libras al año eliminar los chicles de las calles. En determinadas zonas de Europa ya se ha empezado a concienciar seriamente a la sociedad y se están llevando a cabo acciones tan interesantes como la creada por la empresa Explicit Wear, con sede en Ámsterdam, que ayuda a convertir los chicles usados en suelas de zapatos.  

 

 

Lo hizo empezando por asociarse con la empresa de sostenibilidad Gumdrop y la organización de turismo de Amsterdam para analizar y estudiar las propiedades sintéticas de los chicles y convertirlas en una nueva clase de goma llamada Gum-tec.

Son necesarios casi un kilo de chicles por cada cuatro pares de gumshoes; el material no es precisamente difícil de conseguir, con estos contenedores repartidos por toda la ciudad. Gumdrop, empresa fundada por Anna Bullus en 2009, tiene a la venta en su web distintos artículos, desde púas para guitarra hasta tazas para el café. Darle una segunda vida a los chicles ya no es ninguna idea descabellada. El poder de la gente es cambiar el mundo dando pasos grandes como este. #AlimentaTuPoder

 

Pan de trigo sarraceno sin gluten – NaturGreen Alimentación Ecológica

El pan, el alimento esencial de nuestra dieta y que para un celíaco es tan difícil de encontrar. Los procesos de elaboración varían igual que los ingredientes para elaborarlo y a veces es más difícil de lo que parece encontrar un buen pan con sabor y con esa esponjosidad inigualable. No todas las panaderías tienen pan sin gluten y en el supermercado encontramos un pan muy industrial… pero ¡la solución está más cerca de lo que nos parece! ¡En nuestra cocina haciéndolo nosotros mismos! ¿Te atreves? Prepara trigo sarraceno, que te va a hacer falta 😉

INGREDIENTES

  • 230 g de harina de trigo sarraceno
  • 6 g de levadura ecológica Biovegan sin gluten
  • 10 g de psylium
  • 60 g de semillas de girasol
  • 2 C de aceite de oliva
  • 280 ml de agua
  • ¾ c de sal del Himalaya

INSTRUCCIONES:

Precalienta el horno a 180 °C. Cuando el horno esté caliente, pon las semillas de girasol en la bandeja y déjalas lo justo para que comiencen a dorarse (5 minutos aprox). Cuando ves que estén tostadas, quítalas y deja que se enfríen para molerlas en un molinillo.

En un bol, mezcla todos los ingredientes secos, luego añade el aceite y, por último, el agua. Continúa mezclando con una cuchara de madera. Tiene que tener un poco de humedad, que no sea un mazacote, si es así añade un poquito más de agua.

Ten preparado un molde rectangular, engrásalo con un poquito de aceite de oliva y con la ayuda de una cuchara introduce la masa del pan. Aplana con una espátula algo humedecida y haz una marca de una línea a lo largo.

Ponlo en el horno a 180 °C  y deja que se cocine por arriba y por abajo unos 30 minutos o hasta que esté ligeramente dorado. Al clavarle un palillo, tiene que salir limpio para ver que está listo, sino déjalo un rato más dentro del horno pero estando pendiente.   Deja la puerta del horno abierta y deja que se enfríe durante un rato. Luego retira del horno y deja que se enfríe en el molde.

 

Blogger invitada: Al Otro Lado de la Mesa

Muffins de arándanos sin gluten – NaturGreen Alimentación Ecológica

Tras varias pruebas he conseguido por fin elaborar una receta de muffins sin gluten y veganos. No es tarea fácil obtener una miga tan esponjosa y tierna cuando prescindimos de ingredientes como el huevo o la mantequilla, pero estos muffins harán las delicias de todos los de casa. Tienen un interior repleto de arándanos jugosos que combinan a la perfección con el toque de limón que siempre me gusta añadir cuando horneo dulces con cualquier fruta del bosque.

Para 12 muffins.

Ingredientes

  • ½ taza de harina de arroz bio NaturGreen.
  • 1/3 de taza de harina de mijo bio NatuGreen.
  • 1/3 de taza de harina de almendras.
  • 2 cucharadas de maicena.
  • 1 cucharada de semillas de lino marrón molido bio NaturGreen.
  • 1 cucharadita de levadura química.
  • 1 cucharadita de bicarbonato.
  • ½ cucharadita de goma xantana.
  • Una pizca de sal rosa del Himalaya fina bio NaturGreen.
  • ½ taza de leche de coco Ecomil sin azúcares bio.
  • 2 cucharaditas de vinagre de manzana bio NaturGreen.
  • ¼ de taza de puré de plátano.
  • ¼ de taza de aceite de oliva picual bio NaturGreen.
  • ¼ de taza de sirope de coco bio NaturGreen.
  • La ralladura de medio limón.
  • ¾ de taza de arándanos frescos.

 

 

Elaboración

Precalentamos el horno a 170 ºC y forramos un molde para 12 muffins tamaño normal con cápsulas de papel.

En un cuenco mediano mezclamos la leche de coco con el vinagre de manzana y batimos ligeramente para que la leche quede espumosa. Dejamos reposar esta mezcla para que se convierta en un suero de leche vegano.

En un bol grande mezclamos las harinas, la maicena, las semillas de lino, la levadura, el bicarbonato, la goma xantana y una pizca de sal. Removemos con la ayuda de unas varillas de mano para conseguir una mezcla homogénea.

Añadimos al bol que teníamos con la mezcla de leche y vinagre el puré de plátano, el aceite de oliva, el sirope de coco y la ralladura de limón. Mezclamos bien con las varillas de mano para que no queden grumos. Finalmente incorporamos los arándanos reservándonos unos cuantos para colocar en la parte superior.

Repartimos la masa entre las 12 cavidades del molde y decoramos la parte superior de cada uno de los muffins con los arándanos que habíamos reservado.

Horneamos durante unos 20-25 minutos o hasta que un palito fino de madera insertado en el centro de un muffin salga limpio.

Dejamos enfriar durante 5 minutos dentro del molde y por último los pasamos a una rejilla para que se enfríen completamente.

Recomiendo conservarlos dentro un envase hermético a temperatura ambiente o en el frigorífico si hace mucho calor.

 

Blogger invitada: Gemma González 

Las ideas para tu Huerto de Miguel Ángel Rodríguez, nuestro tercer naturgreener

Miguel Ángel y sus ideas para tu Huerto, tercer naturgreener con 425 votos, casi la mitad de los 1000 votos que ha recibido esta tercera manga de la iniciativa naturgreeners. Miguel, que desde pequeño ha ‘observado con detalle la naturaleza » ahora podrá dar a conocer aún más su proyecto. Muy pronto iremos a visitarle y grabar un vídeo para conocer mejor los talleres de cultivo de setas de los colegios de Pontevedra, donde los escolares « han aprendido diversos métodos para cultivar setas; han elaborado sus propios kits de cultivo con posos de café que previamente han recogido de bares y cafeterías (contribuyendo a reutilizar este residuo urbano), y han conseguido cosechar gran cantidad de hongos, que en algunas ocasiones han llegado a cocinar y degustar en el propio colegio ».

De las 7 iniciativas que han participado en esta edición abril-mayo, dos proyectos han sido muy reconocidos por el público: “Comedida”, un proyecto que pretende acercar la comida ecológica y reducir la creación de residuos plásticos provenientes de los envases industriales, de una manera sencilla, fresca y personalizada que ha superado los 300 votos, y « Foodtopia », la utopía de una alimentación ecológica, sana, barata y sin residuos hecha realidad.

El objetivo ahora de ideas para tu Huerto es que el proyecto pueda expandirse y llegar a cada centro escolar y a cada rincón de España, consiguiendo un importante impacto social.

Quizás es un sueño, pero como dijo John Lennon: “soy un soñador pero no soy el único »

Próximamente conoceremos las nuevas propuestas que se podrán votar durante abril y mayo. Estad atentos a las redes sociales de NaturGreen Alimentación Ecológica para conocerlos. Si tienes un proyecto ecológico y sostenible con el mundo tienes madera de naturgreener. Cuéntanos tu iniciativa y déjanos ayudarte a promocionarla y que se haga realidad. Pincha aquí y rellena el formulario.

#AlimentaTuPoder

Curry de verduras vegano – NaturGreen Alimentación Ecológica

Hoy quiero proponeros una receta deliciosa y realmente muy fácil de preparar. Se trata de un curry de verduras 100% vegano y sin gluten que se prepara con sólo pocos ingredientes. Protagonista de esta receta es la fantástica crema de almendras Bio Cuisine INDIA de EcoMil que le da a este plato un sabor, una textura y una cremosidad absolutamente únicos; se acompaña perfectamente con el aceite de coco Extra Virgen NaturGreen que también contribuye a crear el especial aroma de esta deliciosa y sencilla receta.

Sorprende tus invitados con este plato vegano apto para todos los gustos. 

Ingredientes:

  • 1 cebolla
  • 6 zanahorias
  • 2 patatas medianas
  • 1 pimiento verde pequeño (o medio pimiento verde grade)
  • 4 cucharadas de aceite de coco Extra Virgen NaturGreen
  • 400ml de crema vegetal de almendras Bio Cuisine INDIA EcoMil
  • Sal Rosa del Himalaya NaturGreen
  • Pimienta negra al gusto

Preparación:

  1. Pelar la cebolla y cortarla en rodajas muy finas.
  2. Poner una sartén grande a calentar y añadir el aceite de coco. Rehogar la cebolla a fuego bajo, durante varios minutos, hasta que todos los trozos de cebolla se vean transparentes.
  3. Lavar bien todas la verduras. Pelar las zanahorias y cortarlas en rodajitas finas; cortar el pimiento verde en trozos pequeños; pelar las patatas y cortarlas en trozos finos, como las zanahorias aproximadamente. Dejar las patatas en remojo en agua fría para que no se oxiden, hasta que sea el momento de añadirlas a la cebolla rehogada.
  4. Añadir las zanahorias y las patatas a la cebolla y saltearlas a fuego medio durante unos 5 minutos. Añadir también el pimiento verde cortado y dejar cocer tapado, a fuego, lento, unos 15 minutos.
  5. Agregar la crema de almendra, ajustar de sal y pimienta y mezclar bien. Dejar cocer tapado, a fuego lento, unos 5 minutos más.
  6. Servir caliente o tibio acompañado se arroz basmati hervido o del pan sin gluten que se prefiera. 

Blogger invitada: Eloisa Faltoni

Smoothie antioxidante – NaturGreen Alimentación Ecológica

Los smoothies son la opción ideal para hacer un desayuno rápido, completo y absolutamente delicioso. Yo personalmente soy muy aficionada a este tipo de preparaciones, ya que me permiten empezar el día con energía y buen humor. Además se pueden prepara smoothies con muchísimos ingredientes diferentes, de modo que no hay porqué aburrirse.

El smoothie que os propongo hoy tiene como protagonistas la rosa mosqueta en polvo y la proteína de guisante. La rosa mosqueta tiene efectos antioxidantes, antiinflamatorios, reductores de azúcar en la sangre y reductores de lípidos; mientras la proteína de guisante es una fuente de proteínas baja en calorías que es perfecta para personas con alergias o intolerancias que evitan el consumo de gluten y lácteos. De hecho, este smoothie es 100% vegano y sin gluten.

Ingredientes:

  • 1 cup de fresas
  • 1 plátano maduro
  • 2 cucharadas de proteína de guisante en polvo Bio NaturGreen
  • 1 cup de leche de coco EcoMil
  • 1 cucharadita de Rosa Mosqueta EXPERIENCE Bio NaturGreen
  • 1 cucharada de azúcar de coco Bio NaturGreen (opcional)
  • 1 pizca de canela molida

Preparación:

  1. Lavar bien todas las fresas y cortarlas en trozos pequeños. Cortar también el plátano, en rodajas y unirlo a las fresas cortadas.
  2. En un vaso, mezclar la leche de coco, la proteína de guisante y el polvo de rosa mosqueta. Mezclar bien con un tenedor para que se eliminen todos los grumos.
  3. Poner toda la fruta en el vaso de la batidora , y añadirle la mezcla de leche de coco, proteína de guisante y rosa mosqueta y una pizca de canela molida. Batir unos minutos a máxima velocidad, hasta que quede un compuesto completamente homogéneo.
  4. Probar el smoothie y, si fuera necesario, agregar una cucharada (o media cucharada) de azúcar de coco para endulzar un poco más. Volver a batir.
  5. Servir en un vaso alargado o una copa y decorar con una fresa fresca. 

Blogger invitada: Eloisa Faltoni