Arroz con bebida vegetal

El arroz con leche es un postre muy típico y que además ¡está muy bueno! Aquí tenemos una versión sin lactosa, sin dejar de lado ese sabor característico y por supuesto, ¡sin gluten! es una buena idea hacer gran cantidad y así tenerlo refrigerado para cualquier momento, sea para el postre como para una merienda dulce.
Para esta versión sin lactosa vamos a utilizar bebida vegetal de Ecomil, esta vez utilicé la de avellanas pero podéis utilizar la que más os guste, también canela en rama, xilitol de NaturGreen para endulzar, esencia de vainilla y canela en polvo para decorar.
Ingredientes:

  • 1 taza de arroz redondo
  • 6 tazas de bebida vegetal de avellanas de Ecomil
  • 1 rama de canela
  • 1/2 taza de Xilitol de NaturGreen (también se puede utilizar azúcar de coco o panela de NaturGreen)
  • 1/2 cucharadita de esencia de vainilla

Preparación:

Lavar bien el arroz en un colador hasta que el agua salga clara.
En una olla colocar la bebida vegetal con las ramas de canela, apenas hierva añadir el arroz previamente lavado. Cocinar a fuego lento durante aproximadamente 1 hora o hasta que el arroz este tierno. Es necesario revolverlo de vez en cuanto para evitar que se pegue.
Cuando el arroz este blando quitar la ramita de canela y añadir el xilitol o endulzante de su preferencia, cocinar durante 20 minutos más, hasta que quede cremoso. Añadir la esencia de vainilla, remover bien, retirar del fuego y dejar reposar unos minutos.
El arroz con leche se puede servir frío o caliente, podéis acompañarlo de un poco más de canela, chocolate puro rallado, etc…
Es un proceso un poco lento pero que vale la pena, ¡el hecho de cocer el arroz con la bebida vegetal hace que quede un poco más cremoso que con agua y con más sabor!

Blogger invitada: Alessandra Eminente

Elixir de tahín negro y rosa mosqueta.

Este elixir de tahín negro y rosa mosqueta tiene un color magnético que despierta interés y suspicacia a partes iguales. ¿Qué esconderá ese brebaje? Pues una buena dosis de grasas saludables y vitamina C, con un alto poder saciante y antioxidante. Este elixir, que puedes tomar frío o caliente, se prepara combinando los siguientes ingredientes:

  • Una cucharada de tahín negro NaturGreen
  • Una cucharada de aceite de coco NaturGreen
  • Una cucharadita de rosa mosqueta en polvo NaturGreen
  • 250 ml de agua

*Opcional: una cucharadita de xilitol, azúcar de coco, sirope de coco o el endulzante que prefieras.

Añade todos los ingredientes a una batidora de jarra y bate durante unos 30 segundos para que la mezcla quede bien cremosa y espumosa. Esto es especialmente importante al añadir aceite de coco a cualquier batido, infusión o elixir.

Si simplemente lo añades a la taza el aceite flotará en la superficie y te lo beberás en el primer trago, lo que puede resultar hasta desagradable. Si te ayudas de una batidora, el aceite se emulsionará con el agua y el resultado será mucho más cremoso, como si hubieras añadido a la mezcla una leche vegetal.
El tahín negro es un puré hecho a partir de semillas de sésamo negro ecológico que ha sido ligeramente tostado para acentuar su sabor. Sus propiedades son similares a las del tahín blanco, aunque su contenido en fibra y calcio es mayor. Lo puedes consumir tal cual o añadir a tus smoothies, helados o patés vegetales para darles un color sorprendente.

La rosa mosqueta en polvo se elabora a partir del fruto deshidratado de la Rosa Canina y tiene un gran poder antiinflamatorio y antioxidante gracias a su contenido en vitamina C, zinc, magnesio, folato y betacarotenos.
El aceite de coco ha pasado de villano a héroe en los últimos años gracias a un mejor conocimiento sobre su composición y propiedades. Es antibacteriano y antioxidante y tiene infinitas aplicaciones, tanto a nivel alimentario como cosmético. Que no te falte nunca un tarro en la cocina y otro en el baño.

 

Blogger invitada: Laura García

19 de abril, Día Mundial de la bicicleta – NaturGreen

El 19 de abril se celebra el Día Mundial de la Bicicleta, es una fecha para recapacitar sobre los beneficios de este medio de transporte y llamar la atención sobre los derechos de los ciclistas. Las bicicletas son el vehículo ideal para transportarnos, quizás pensando más en pequeñas distancias y tenemos que reconocer que son muchos los beneficios que aporta a la sociedad.

Pero este día va también dirigido a todos los conductores de vehículos a motor, porque tienen que respetar las distancias y fijarse en la presencia de los ciclistas. La bicicleta está ya presente en el modo de vida de cientos de millones de personas, pero todavía queda mucho por lo que luchar. Existe también el día mundial sin automóvil. Una efeméride que tiene lugar el próximo sábado 22 de septiembre de 2018.

En la actualidad, existen unas 800 millones de bicicletas en el mundo y son utilizadas como medio de transporte principal o como vehículo de ocio. De cara al cuidado de las personas representa un completo ejercicio físico mientras que para el medio ambiente, su uso significa una disminución de las emisiones de CO2 a la atmósfera y una contribución para frenar el cambio climático.

Por cada kilómetro que recorres en bicicleta en lugar de usar un coche, evitas la emisión de aproximadamente 300 gramos de CO2 (dióxido de carbono).

Como si esto fuera poco, andar en bicicleta es muy beneficioso para la salud. En tan sólo diez minutos de actividad a un ritmo menor a 16km/h, una persona que pesa 60kg habrá quemado 40 calorías y una persona de 100kg habrá consumido casi 70.

Además del dióxido de carbono, los automóviles también emiten otros gases de invernadero, sustancias que dañan la formación de ozono, hidrocarburos y partículas finas.

Photo by hannah persson on Unsplash

 

Photo by Alexandra Dech on Unsplash

 

Photo by Alexandra Dech on Unsplash

En este día se celebran circuitos en la calle, desfiles de bicicletas, conciertos verdes, competencias de ensayos, carteles en las escuelas y plantaciones de árboles. ¿A qué esperas en coger tu bicicleta y salir a la calle?

22 de abril, Día Internacional de la Madre Tierra – NaturGreen

El Día Internacional de la Madre Tierra viene ligado a una iniciativa muy curiosa: El día de la maceta.

“Queremos que las plantas vuelvan a las ciudades. Por ello proponemos que el 22 de abril sea también el Día de la maceta”

El Día Internacional de la Madre Tierra (Earth Day) se celebra el 22 de Abril de 2018. En esta fecha se intenta concienciar al mundo de la necesidad de proteger el medio ambiente y de la conservación de la biodiversidad. Así como paliar la superpoblación, la contaminación y hacer un uso responsable de los recursos naturales. Para ello todos los años las Naciones Unidas saca un lema y en numerosos países se realizan actividades de concienciación como conferencias, plantación de árboles, caminatas y actividades relacionadas con la ecología.

La buena noticia es que este cambio de mentalidad depende de nosotros. No tenemos que esperar al 22 de abril para hacer cosas en favor de nuestro planeta. Solo tenemos que cambiar nuestros malos hábitos. No hay que consumir los recursos en exceso, no derrochar energía ni generar desechos innecesarios. La tierra no pertenece al hombre, es el hombre el que pertenece a la tierra. La mejor herencia que podemos dejar es amor, conocimiento y un planeta habitable.

Photo by Jeff King on Unsplash

 

Photo by shel on Unsplash

 

Photo by Simon Migaj on Unsplash

«La Tierra no es una herencia de nuestros padres, sino un préstamo de nuestros hijos.»

Porridge de avena sin gluten con tahini y plátano

Las gachas de avena son uno de mis desayunos favoritos por varios motivos: son saludables, me sacian, son muy fáciles de preparar y en un periquete tengo un desayuno súper rico. Personalmente me gusta disfrutarlas recién hechas y calentitas al estilo porridge clásico, pero si por las mañanas no tenéis tiempo las podéis dejar en la nevera la noche antes y añadirles más leche al día siguiente para que queden jugosas de nuevo.

Es una receta versátil con la que podéis jugar e ir añadiendo vuestras especias favoritas, probar con diferentes mantequillas de frutos secos y añadir otros toppings como fruta de temporada. Recordad que como siempre todas las recetas de NaturGreen son 100 % sin gluten y con ingredientes ecológicos.

Ingredientes para preparar gachas sin gluten para dos personas.

1 taza de copos de avena gruesos sin gluten bio NaturGreen.

1 taza de leche de almendras sin azúcar Ecomil.

1 o 2 cucharadas de tahín puré de sésamo bio NaturGreen.

1 cucharada de sirope de coco dark bio NaturGreen.

1/2 plátano maduro.

Una pizca de sal rosa del Himalaya fina NaturGreen.

Una pizca de canela molida.

Toppings:

Granos de cacao troceado bio NaturGreen.

Coco rallado bio NaturGreen.

Granola de manzana bio NaturGreen.

½ plátano en rodajas.

Una onza de chocolate negro (mínimo 70 % cacao).

Receta porridge sin gluten con tahini y plátano

En un cazo a fuego medio cocinamos los copos de avena con la leche de almendras, una o dos cucharadas de tahini, el sirope de coco, el medio plátano (chafado como si fuera puré), una pizca de sal y de canela. Removemos de vez en cuando para que la avena no se quede pegada en el fondo del cazo y cuando esté cremosa, transcurridos unos 5 o 6 minutos, retiramos del fuego. Podemos añadir más leche si queremos que nos queden unas gachas menos espesas y también un chorrito extra de sirope de coco para los más golosos.

Servimos en un bol con un puñadito de granos de cacao troceado, coco rallado, granola de manzana, la otra mitad del plátano a rodajas y una onza de chocolate negro (preferiblemente que contenga un mínimo de 70 % de cacao).

Receta y fotografías de Gemma, @Cinnamongirlbcn

Bagels de trigo sarraceno sin gluten con semillas de sésamo

El pan de trigo sarraceno es uno de los panes sin gluten que está ganando más adeptos: tiene buen sabor, la receta es sencilla y dura días en perfectas condiciones.

Se elabora a partir del grano de trigo sarraceno entero y no de la harina. La primera vez que lo hagas te sorprenderá la textura de la masa en crudo, pero en el horno se transforma en un pan rústico y vistoso, con una corteza muy sabrosa. La receta tampoco lleva levadura, sino que aprovecha el proceso de fermentación natural del trigo sarraceno. El resultado es un pan más denso que el comercial, pero también más saciante.

Esta vez me apetecía darle al pan una forma divertida, así que he usado unos moldes de donuts para elaborar estos bagels. Con estas cantidades he hecho 14 bagels de unos 7 cm de diámetro.

Ingredientes para hacer pan de trigo sarraceno sin gluten con semillas de sésamo

  • 375 g de trigo sarraceno en grano NaturGreen
  • 45 g de semillas de sésamo NaturGreen
  • 235 ml de agua
  • 5 g de sal (1 cucharadita)

Receta pan bagels de trigo sarraceno con semillas de sésamo

  1. Lava el trigo sarraceno y escúrrelo con la ayuda de un colador.
  2. Colócalo en un bol grande y cubre con agua abundante. Déjalo en remojo durante toda la noche o un mínimo de 8 horas. Esto activará la semilla, haciéndola más fácil de triturar y también de digerir.
  3. Al día siguiente, escurre el trigo sarraceno sin enjuagarlo.
  4. Pon el trigo sarraceno en la batidora o procesador de alimentos y añade las semillas de sésamo, el agua y la sal. Bate hasta obtener una masa espesa, no es preciso que quede excesivamente triturado.
  5. Vierte la mezcla de nuevo en un bol, cubre con un paño de cocina y deja reposar durante 24 horas a temperatura ambiente.
  6. Pasadas las 24 horas, calienta el horno a 175 °C y vierte la masa en unos moldes de donuts para darles forma de bagel.
  7. Coloca el molde en la rejilla central del horno y hornea durante 45 minutos.
  8. Saca el molde del horno y déjalo reposar unos 10 minutos. Entonces desmolda con cuidado de no quemarte y deja enfriar completamente sobre una rejilla.

¿Y ahora qué? Abre los bagels por la mitad y añade lo que te apetezca: aguacate, rúcula, mayonesa, mermelada, …

Si vas a conservarlos, te recomiendo que los guardes en la nevera y los tuestes un poquito antes de comerlos. Esto es porque a veces el interior del pan puede quedar algo húmedo. También puedes congelarlos en una bolsa hermética.

Bagels de trigo sarraceno sin gluten con semillas de sésamo 1

Blogger invitada: Laura García