Nice Cream de Chocolate, sin gluten, sin lactosa y vegetal

Los nice creams son una alternativa ideal a los helados convencionales, son mucho más saludables y se preparan sin necesidad de tener una máquina. La base de este tipo de helado apto para veganos suele ser el plátano (siempre congelado), que debe estar bien maduro para que nos quede cremoso y dulce. Podemos añadir otro tipo de fruta fresca y/o congelada, probar con diferentes cremas de frutos secos (que además aportan cremosidad) e incluso incluir algún súper alimento en polvo como suelo hacer yo.

En esta ocasión he optado por una de mis mezclas favoritas de NaturGreen: la mezcla de proteínas vegetales con cacao en polvo. Este helado sin gluten, sin lactosa y 100 % vegetal tiene un sabor riquísimo a chocolate, es cremoso y sorprenderá a todos.

Podemos disfrutarlo recién hecho pero si queremos que nos quede más firme para poder hacer bolas solamente habrá que dejarlo en el congelador hasta que esté listo.¡Una receta ideal para disfrutar del buen tiempo sin renunciar a cuidarse!
Para 2-3 personas.

Ingredientes

  • 4 plátanos maduros congelados.
  • 3 cucharadas de tahín puré de sésamo bio NaturGreen.
  • 2 cucharadas de sirope de coco dark bio NaturGreen.
  • 6 cucharadas de cacao en polvo crudo.
  • 1 cucharada de mezcla de proteína con cacao bio NaturGreen.
  • Una pizca de sal rosa del Himalaya fina bio NaturGreen.

– Para decorar:

  1. Granos de cacao troceado bio Naturgreen.
  2. Semillas de cáñamo bio Naturgreen.
  3. Anacardos.
  4. Un par de onzas de chocolate.

Elaboración

El día antes cortaremos en rodajas gruesas los plátanos (deben estar bien maduros) y los congelamos.

Colocamos en el bol de nuestro robot de cocina o procesador de alimentos las rodajas de plátano congelado, el tahini y el sirope de coco. Trituramos hasta que no queden grumos grandes o trozos de plátano y añadimos el cacao en polvo, la mezcla de proteína y una pizca de sal. Procesamos hasta obtener una mezcla cremosa, de aspecto muy parecido a un helado semi-derretido.

Pasamos nuestra mezcla a un recipiente hermético, cubrimos la superficie con film transparente de cocina y dejamos en el congelador hasta que quede más firme y podamos hacer bolas.

Servimos en copas decorando con nibs de cacao, semillas de cáñamo, anacardos y un par de onzas de nuestro chocolate favorito.

Blogger invitada: Gemma González