Macetas que crecen a la vez que tus plantas

Growth es el nombre que le han dado a este innovador y original diseño de macetas inspirado en el arte japonés del origami, su funcionamiento consiste en que la maceta se amplía al mismo tiempo que está creciendo la planta de su interior,  se va expandiendo para acomodar más tierra o crear el espacio para las raíces que detecta que va necesitando la planta.

Este maravilloso diseño, a su vez práctico y minimalista creado por el dúo londinense de Studio Ayaskan, tiene como objetivo hacer que las macetas de plantas sean más sustentables que nunca. Según el diseñador: El ciclo de vida de una planta es una transformación, desde una semilla temprana hasta su tamaño completo; la floración de una flor, el despliegue de una hoja, la ramificación de las raíces. Este proceso es lo que GROWTH intenta capturar dentro de un macetero.

Estas macetas además de brindarle un espacio más cómodo a las plantas evitan que al crecer tengas que traspasarlas a una maceta nueva que probablemente terminará como desecho.  Existe una fuerte desconexión entre la naturaleza y los entornos a los que estamos acostumbrados y cómodos como humanos. Los espacios y objetos que construimos y que nos rodean son muy estáticos. En la naturaleza, todo evoluciona, se adapta, crece, florece, se degrada, muere, se absorbe, se reutiliza, es decir, nada se detiene y todo fluye. El enfoque moderno de la construcción es todo lo contrario. Aquí, las cosas existen en etapas: los objetos son producidos, usados, y descartados.

 

 

La idea surgió de una contemplación sobre la relación entre la naturaleza y el objeto fabricado y la búsqueda de una manera de unificar los dos. Como resultado, el crecimiento, a través de su patrón de papiroflexia cuidadosamente calculado, imita la capacidad de la naturaleza para crecer y transformarse al desplegarse con el tiempo, aportando estas cualidades a la maceta fabricada.