Buñuelos de plátano veganos y sin gluten

¿A quién no le apetecen unos buñuelos recién hechos? La verdad es que es muy difícil resistirse a estos pequeños bocados dulces que normalmente se disfrutan durante la cuaresma. Este periodo, que empezó el 6 de marzo, no termina hasta el 18 de abril, así que tenemos mucho tiempo todavía para degustar en casa unos buñuelos como los que os propongo hoy: dándole una pequeña vuelta de tuerca a la receta tradicional.

Estos buñuelos están rellenos de rodajas de plátano, no contienen gluten y además son aptos para veganos. Recién hechos tienen la textura ideal, ligeramente crujientes por fuera pero tiernos y jugosos por dentro. Pero como salen bastantes y seguramente nos sobrarán unos cuantos después del primer “asalto”, un buen truco es volver a calentarlos un poquito en el horno, ya veréis cómo así recuperan de nuevo todo su esplendor.

Ingredientes para elaborar buñuelos de plátano veganos

  • 1 taza de harina de arroz bio NaturGreen.
  • ¼ de taza de harina de garbanzo bio NaturGreen.
  • 3 cucharadas de coco rallado bio NaturGreen.
  • 2 cucharadas de azúcar de coco bio NaturGreen.
  • 1 cucharadita de levadura química.
  • 1/8 de cucharadita de vainilla pura en polvo.
  • Una pizca de sal rosa del Himalaya fina bio NaturGreen.
  • 1 taza de leche de coco bio Ecomil Nature.
  • 4 plátanos maduros.
  • Aceite de oliva virgen extra sabor suave, para freír.
  • Harina de coco bio NaturGreen, para decorar.

Cómo cocinar buñuelos de plátano vegano

En un bol mediano mezclamos las harinas, el coco rallado, el azúcar de coco, la levadura y una pizca de vainilla y sal rosa. Removemos bien con unas varillas y hacemos un hueco en el centro para verter la leche de coco. Terminamos de mezclar hasta obtener una masa suave y homogénea.

Añadimos en una sartén mediana abundante aceite de oliva, lo suficiente como para que los buñuelos puedan flotar. Recomiendo utilizar un aceite de oliva virgen extra pero que tenga un sabor suave. Calentamos el aceite a fuego medio mientras cortamos el plátano en rodajas gruesas.

Para comprobar que el aceite está en la temperatura ideal podemos ayudarnos de un termómetro de cocina y comprobar que alcance unos 180 ºC, entonces será el momento de empezar a cocinar nuestros buñuelos. Si no disponemos de un termómetro podemos coger un trocito de pan y en el momento en que se tueste ya tendremos el aceite listo.

Para hacer los buñuelos simplemente tenemos que sumergir cada rodaja de plátano en la masa y asegurarnos de que quedan bien cubiertos. Los vamos friendo en turnos de unas 4 o 5 piezas girándolos con cuidado para que se doren por ambos lados.

Rápidamente los pasamos a un plato con papel de cocina absorbente para que no queden muy aceitosos. Repetimos el proceso hasta que terminemos con todas las rodajas de plátano, aunque dependiendo de su tamaño puede que nos sobre masa y tengamos que utilizar un plátano más. Cuando estén fríos decoramos los buñuelos espolvoreando un poco de harina de coco por encima (conseguiremos el mismo efecto que si utilizáramos azúcar glas pero de una forma más saludable).

Recomiendo guardar los buñuelos que sobren dentro de un recipiente hermético en el frigorífico y calentarlos de nuevo en el horno a 170ºC para que recuperen su textura.

Receta de Gemma, @Cinnamongirlbcn