Bizcocho especiado sin gluten

Este rico y tierno bizcocho está elaborado con harina de trigo sarraceno bio NaturGreen, ideal para nuestras recetas sin gluten. La miga es tierna y esponjosa y nadie creerá que se trata de un dulce sin gluten y además es vegano, sin lácteos ni huevos.

Gracias a su sabor especiado, muy apropiado para estas fiestas navideñas, resulta una alternativa estupenda para aquellos a los que no les guste demasiado el típico roscón de Reyes o el panettone. También resulta ideal como desayuno o merienda en cualquier día de invierno acompañado de nuestro té o bebida favorita.

Para 8-10 raciones.

Ingredientes para cocinar bizcocho especiado sin gluten

  • 225 g de harina de trigo sarraceno bio NaturGreen.
  • 1  ½ cucharaditas de levadura química.
  • 1 ½ cucharaditas de bicarbonato.
  • Una pizca de sal rosa del Himalaya.
  • ½ cucharadita de vainilla pura en polvo.
  • ½ cucharadita de jengibre en polvo.
  • 1 cucharadita de canela molida.
  • 3 cucharadas de lino marrón molido bio Naturgreen.
  • 9 cucharadas de agua.
  • 120 ml de leche Ecomil Almond Classic Nature Bio.
  • Una rama de canela.
  • Un par de semillas de anís estrellado.
  • Piel de una naranja.
  • ½ taza de sirope de coco bio NaturGreen.
  • ½ taza de aceite de coco virgen bio NaturGreen, derretido.
  • 35 g de maicena.
  • 100 g de mezcla de fruta deshidratada (dátiles, pasas y arándanos).
  • – Para decorar: Leche de coco en polvo.

Receta para cocinar bizcocho sin gluten

Engrasamos ligeramente con aceite de coco un molde redondo de 20 cm de diámetro y forramos la base con papel sulfurizado (papel de horno).

En un cazo mediano infusionamos la leche de almendras con la canela en rama, la piel de naranja y el anís estrellado; añadiremos un poco más de leche de la que se indica en los ingredientes ya que al calentarla podemos perder un poco de cantidad debido a la evaporación. Colamos la leche y dejamos que se enfríe mientras continuamos con el resto de la receta.

En un cuenco vertemos el agua y añadimos el lino molido removiendo ligeramente con un tenedor, dejamos reposar durante un mínimo de 10 minutos para que se forme una especie de gelatina que hará la función de “huevo” vegano.

Precalentamos el horno a 170 º C.

En un bol grande mezclamos con la ayuda de unas varillas de mano la harina de trigo sarraceno, la levadura, el bicarbonato, la sal y los aromas (vainilla, jengibre y canela).

En otro bol aparte batimos ligeramente la leche infusionada (necesitaremos 120 ml) con el sirope de coco y lo añadimos al bol con los ingredientes secos, mezclando con una espátula de silicona. Incorporamos también el “huevo” de lino y por último el aceite de coco.

Picamos los dátiles en trocitos de un centímetro aproximadamente y en un cuenco mediano los mezclamos con la maicena, las pasas y los arándanos.

Incorporamos la fruta a la masa del bizcocho sin mezclar demasiado y vertemos dentro del molde. Horneamos durante unos 40 minutos aproximadamente o hasta que un palito fino de madera insertado en el centro del bizcocho salga limpio.

Dejamos enfriar dentro del molde unos 15 minutos, desmoldamos y colocamos sobre una rejilla para que se acabe de enfriar.

Decoramos con leche de coco en polvo espolvoreada por encima con la ayuda de un colador o tamizador.

Blogger invitada: Gema González